fbpx
Title Image
Blog
Inicio  /  R.I.P. filosophy   /  cura o enfermedad

      Con una población que no deja de aumentar, los humanos somos la enfermedad más grave del planeta, acabando con todos sus recursos y varias especies animales, nuestro gran egoísmo nos ciega y a este paso no dejaremos un lugar habitable, volcanes que explotan, terremotos, tsunamis, huracanes, olas de calor, un amazonas en llamas y la llegada del Coronavirus, la Pandemia que esta haciendo temblar al mundo.  ¿Nos esta avisando la naturaleza de que frenemos?

¿Habéis oído hablar de la tragedia de los comunes? La primera vez que se utilizó este término lo hizo el biólogo Garrett Hardin, aplicándolo a la contaminación y a la sobrepoblación, hace referencia a la controversia que aparece en una situación en la que varios individuos motivados solo por el beneficio personal terminan por destruir un recurso compartido limitado aunque a ninguno de ellos les convenga que se agote, haciendo alusión a como el egoísmo humano puede llevar al fin de la población.

Esta libre explotación de los bienes públicos (recursos naturales) crea un dilema sobre su uso óptimo, al no haber una intervención de ninguna institución, el aprovechamiento de los recursos deja a los individuos como agentes económicos individuales, haciendo un uso ineficiente de estos haciendo insustentable la situación a largo plazo. Los individuos tienen distintos objetivos basados en la rentabilidad (propia) sin usar la lógica del mercado, empiezan a consumir estos bienes por uso y costumbre además de por pautas sociales que se contraponen al funcionamiento normal del mercado.

Estamos hablando de bienes no cuantificables, no se puede generar un stock exacto, hablamos del clima, la calidad del aire, la biodiversidad, etc, y sin un stock definido no se puede fijar un precio de mercado. ¿Cuánto dinero cuesta dañar la calidad del aire?

Llegados a este punto podemos introducir a las multinacionales y a las grandes fortunas, las primeras interesadas en la explotación de recursos en sectores estratégicos suelen ejercer presión a los gobiernos respecto a las tasas fiscales, mientras que las grandes fortunas, por otro lado, tienen poder adquisitivo suficiente para pagar los altos precios de las sanciones económicas sin cambiar sus conductas poco éticas. Sigue saliendo rentable volar en su jet privado.

 

Por encima de ellos, podemos introducir a las naciones, que también suelen actuar de forma individual respecto a esta materia, distintos factores llevan a los distintos países a tomar (o no) medidas sobre un bien colectivo mundial, aplicando proyectos para salvaguardar el medio ambiente pero es necesario que trabajemos todos en la misma línea. Hablamos sobre todo de la deforestación masiva en determinados puntos sin tener en cuanta el impacto negativo en la sociedad mundial.

 

Pero, ¿Hasta qué punto puede regular el Estado ciertos aspectos de la vida privada?

 

     Hablamos de que uno de los graves problemas es buscar el beneficio individual, en una población en constante crecimiento, hasta el punto de haberse generado una sobrepoblación mundial, es por eso que en China se creó la política del «hijo único´´ limitando el número de hijos que podía tener cada mujer, esta política entró en vigor en 1979 con el fin de reducir el crecimiento poblacional y mejorar la explosión económica, en 2013, al encontrarse con una población mayoritariamente envejecida el gobierno permitió tener 2 hijos, con estas medidas China no solo consiguió una población más envejecida, sino que perdió fuerza laboral.

Independientemente de la intervención del gobierno en la natalidad de la población, se ha llegado a pensar que las epidemias, los tsunamis, terremotos y otros desastres naturales, y los ciclos de cambio climático a través de la historia de la Tierra son la manera del planeta de manifestar su incompatibilidad con la gran densidad poblacional que continúa creciendo.

 

¿Busca la tierra la manera de equilibrar la cantidad de habitantes en el planeta?

 

El profesor de historia y escritor Israelí Yuval Noah Harari cree que probablemente nuestra generación sea una de las últimas de Homo sapiens, <<los humanos se destruirán a si mismos o mejorarán hacia algo completamente distinto>>,  el ser humano ha acabado con miles de especies animales, ¿Busca la tierra acabar con nosotros a través de virus y enfermedades infecciosas? A lo largo de la historia ha habido varias epidemias que han marcado no solo cambios en el comportamiento humano sino también en datos demográficos.

En 2011 hubo 67.000.000 muertes por tuberculosis y a lo largo de la historia más de un billón de individuos, se estima una cantidad similar a muertes por malaria, mientras que la viruela a lo largo de la historia ha matado a más de 500.000.000 seres humanos, si hablamos de la peste negra por otro lado, fue un regulador de población en la Edad Media, apareció en áreas que en la actualidad podriamos considerar como las primeras grandes urbes de la humanidad, y fueron frecuentemente azotadas por epidemias de peste se cree hasta que el imperio romano cayó por un brote de peste, ciudades enteras fueron devastadas por la enfermedad, se consideró una enfermedad que mantenía a la población humana en números estables.

     ¿Ha llegado el coronavirus para regular la población? ¿Son necesarias las enfermedades para disminuir la población? ¿Es la forma que tiene la naturaleza de decirnos que frenemos?

No hay comentarios

Déjanos tu comentario